miércoles, marzo 28, 2012

No habrá paz para los truñazos

 Esto es como mis yogures, para cagarse





Quien me conoce sabe que yo no veo "cine" español, debido principalmente a dos motivos:

a) Me niego a pagar dos veces por algo que ya he pagado con mis impuestos.
b) No me interesa la amplia variedad de temas que se manejan en las películas patrias, que son, por orden de importancia: putas y maricones, la guerra civil.

A esto hay que añadir la nula repercusión que tiene en mí los premios autoinventados por los progres que reniegan de USA, pero luego les copian todo lo que pueden, y si es con dinero público, mejor que mejor. Estoy hablando de los premios Polla, básicamente llamados así porque "me sudan la ..."

Pero resulta que en la última hez-dición de los premios Polla, a todo el mundo se le abría el culo con la interpretación de José "Activia" Coronado.
Premios varios aquí y allá, todo el mundo hablaba bien de una película llamada "No habrá paz para los malvados", prometiendo tensión, acción, cine policial.
Vamos, bastante alejado de las mierdas almodovarianas.

Así que me dije "¿por qué no?", a lo que debería haberme contestado "porque no, gilipollas, no lo hagas". Pero no me hice caso, tiré de Torrent ( ya he dicho que he pagado por esto a impuestazo limpio) y me puse a disfrutar de casi dos horas de...yo qué se.

Dejo dos opciones para que decidáis si queréis perder el tiempo o no con la crítica:

Crítica corta:

PUTA MIERDA

Crítica larga:

Se nos vende la peli como un thriller de acción policial sobre un policía alcohólico y pasado de vueltas. Originalísimo, oigan.

¿De verdad nadie en Expaña ha visto cine de los 80-90, donde cada actor de acción ha hecho dos o tres papeles de policía alcohólico que acaba salvando la función?

Nuestro amigo Activia es un poli que se mete los cubatas doblados, se ha dejado unos bigotes de Pancho Villa en solidaridad con el de Isabel Pantoja y lleva las greñas largas.
Ahí acaba la interpretación de Coronado.
Resulta que una noche la lía parda sin venir a cuento en un puticlub de polígono, y se pone a seguir a los posibles testigos para evitar que le empuren. El caso es que empieza a seguir a unos colombianos que pasan dronja para acabar con una banda de jihaidistas que quieren cometer un atentado en el centro comercial Isla Azul.
El cómo pasa de un lado a otro no queda en absoluto claro, porque lo que podríamos calificar como "malo final" aparece 15 minutos antes de acabar la peli y la sensación que se le queda a uno es como : "y el moro este que pinta aquí, ¿de qué va esto?

Al mismo tiempo que nuestro original guión nos lleva de un sitio a otro siguiendo la investigación del Activia, nos enteramos por su amiguete , que repite el mismo papel que hacía en el Comisario,(Ese que es pelirrojo, que jugaba con Chanquete en Denia cuando era pequeño. Ese mismo), que el Activia fue un GEO, y además destinado en la embajada española en Colombia.

En este momento es cuando en el 90% de las pelis de policías nos cuentan el oscuro pasado del prota, que pasa de ser un hombre destacado en el cuerpo, a despojo humano.
Pero no, porque aquí somos más originales, más listos y hacemos las cosas mejor que nadie,así que no decimos qué le paso al Activia.
Dejamos caer que se le disparó el arma y mató al compañero, pero parece que el compañero estaba en tratos con las mafias de la dronja, con lo cual el espectador no tiene problema moral, y vemos al Activia como un tipo simpático.

¿Qué le pasó al Activia en Colombia? Quién sabe ande...
Yo apuesto por una de estas dos hipótesis:

- Su compañero le presenta a una colombiana con buen culo, que a la hora de la verdad, tiene más rabo que el diablo. Al Activia no le hace gracia el tema, y se venga.

- El compañero del Activia se pone tontorrón en la ducha, al Activia se le inflan los webos, y se venga.

Bien, tenemos un guión que podría haber escrito un niño pequeño, con unos malos que no se sabe que pintan por allí hasta la hora y media de película, un prota que pasa los bigotes por allí, la acción, que no la veo por ninguna parte, y la tensión, pues...

¿Por lo menos estará bien hecha,no?

Pues no, la factura técnica es vergonzosa. El acabado parece de vídeo doméstico. Sólo falta Alfonso Arús presentando.
El sonido, simplemente cutre. La ¿banda sonora? inexistente. Eso cuando suena algo, que la mayoría de las veces no suena nada.
Las armas, parecen y suenan como las escopetas de aire comprimido de las ferias, corcho incluído.

El "clímax" final, donde nuestro devorador de yogures acaba con la célula terrorista es de puta pena. Todo acaba en una escena sin tensión, sin acción y mal rodada.

Por no tener, y a pesar de que la peli comienza en un puticlub, no tiene ni culos ni tetas.

Después de haber asistido a tamaño espectáculo, puedo decir que Torrente 4, galardonada con 0 nominaciones a los premios Polla, es mucho mejor película, y técnicamente mejor realizada que esta porquería.

Y a todos los giliprogres que se les abre el culo con el innovador papel del protagonista...¿de verdad no habéis visto Jungla de Cristal y El último Boy Scout, con el tito Bruce? ¿ Desafío a la muerte, con Van Damme? ¿ Teniente Corrupto, con Harvey Keitel?
Hay mil títulos policíacos con mucho mejor factura, mejor interpretados y más divertidos que esto. Y tienen todos entre 15 y 30 años. Figuraos el retraso que llevamos aquí.


Como nota curiosa y final diré que los americanos se han interesado en hacer un remake, con Stallone al frente. Ni qué decir tiene que si se hace, lo harán mejor y más entretenido. Ya estará el listo que dice : "claro, porque ponen más dinero".

Lo que falta en España no es dinero, es talento.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bah, propaganda pepera contra la cultura española.

losgenoveses lasmalaslenguas

Guyubré dijo...

Si consideras cultura esto... tú mismo.

Publicar un comentario