martes, octubre 25, 2005

Un Cansino en París III : La "Tradición" del negrata

Y vamos con otro capítulo:

Visita a la Basílica del Sagrado Corazón, que para variar está situada en lo alto de una colina bastante alta. Hay que subir un huevo de escalones para llegar arriba. Eso sí, una vez subidas, se ve una vista muy buena de la ciudad.
El Sagrado Corazón , como todas las iglesias, catedrales y demás de París, mola mogollón. Además era día de misa y estaban cantando un coro de monjas. Hombre, no eran las Miami Sound Machine, pero estaba curioso.
Entre tumbas de obispos y demás gracias puedes hacer el tour de subida hasta lo alto de la basílica. Por supuesto, esto, como la mayoría de las cosas en París, es "gratis".
Así que previo pago de la tarifa (5 yuros) empezamos a subir por una escalerilla de caracol que ríete tú del castillo de Grayskull ( sí, el de He-Man).
Muchas vueltas después llegas al mirador de arriba, desde donde se ve una bonita panorámica de la ciudad, con el omnipresente mecano de Monsieur Eiffel.

Merece la pena sufrir una angina de pecho para verlo.
Un par de masajes cardíacos después hay que volver a bajar, aunque esto ya es más facilito.

Y al dejar atrás la basílica llegamos al meollo del post: Francia está literalmente invadida por los negratas, amén de chinos y argelinos. Tenían ya hace 20 años los problemas que tenemos nosotros hoy. Pero hay una diferencia, los extranjeros que se ven por allí quieren ser franceses y adoptan el modo de vida francés,lo que está muy bien. Francia hace ya más de 5 años que no da papeles de estancia en el país, por lo que hay mucha peña que se ha colado por España ( gracias una vez más a zETAPalpatine I por su saber hacer...el imbécil).
Mucha gente de esta vende chirimbolos cerca de los monumentos, pero otra se dedica simplemente a sacarle algo a los turistas ( aquí no se molestan en engañarte, te quitan la cartera y la cámara y listo).

Según bajabas de la basílica había un grupo de negratas con hilos en la mano, y claro, uno piensa que qué demonios vendian estos tipos.

No tenian pinta de mercerías ambulantes pa ir vendiendo hilos.
Cuando te acercabas, todo su afán era ponerte un hilo en el dedo mientras decían " la tradición ,la tradición".
A mi que me pongan un hilo en el dedo me la suda, pero la gracia es que seguro que luego pasaban la factura por "derechos de uso del hilo", que es a lo que iban.
Yo le dije a mi negrata que no quería nada, en francés, pero el tipo me oyó hablar español y para hacerse el simpático me decía "Tranquilo,tranquilo, where are you from?" Le dije que era alemán y el tipo dice que es de Nigeria. Estaba claro quien decía la verdad y quien no.
Y claro, la pregunta es : ¿ Qué cojones de tradición me quieres vender, colega? Sí vienes de un país famoso por sus cazadores de leones.
Dime que es tu tradición y échate a correr por las calles con una lanza a ver si cazas algo. Entonces a lo mejor te da pelas la gente. Pero no vendas el rollo del hilito, que no todos los turistas son bobos como los japoneses ( que hay que ser tontos, la virgen. Uno no sabía sacar el ticket de la máquina para sabir a la basílica. Luego dicen de su sociedad tecnificada).
Y tranquilo estoy, que como te pongas tonto te hago un Lionheart del Pro Evolution que no te salva ni Iñaky Cano.

Menos mal que luego fuimos a donde los pintores, que queda al ladito mismo. Otro hatajo de vaguetes que te asaltan para hacerte un retrato.
La zona está curiosa, y uno se pregunta como se las apaña tanta gente para vivir sin currar como los demás.
Había también un mercadillo de productos típicos Bretones ( de la zona de Armórica, donde Astérix) que vendían salchichones y cosas así.
Descubrí que hay un tipo de gente que pasa los domingos vistiéndose a la manera antigua Bretona ( que es mas o menos como los Amish de Único Testigo) y que van por la calle haciendo bailes típicos Bretones ( que eran más o menos como el corro de la patata de cuando éramos pequeños)
¿ Como resistieron a los romanos esta gente con semejantes chorradas?
La respuesta es : de ninguna forma. Cuando Julio César venció a Vercingetorix en Alexia todas la Galia cayó en manos del invasor. ¿Toda? Que si, coño !

En el siguiente post veremos el paseo por Pigal, el Folie y el Molino Rojo, en la calle con más guarreridas por cm2 de toda la ciudad. Este post se llamará "El puto paraíso".
A la misma gromenauer hora, en el mismo gromenauer canal...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho tu blog.
Al contar tu recorrido por París me recuerdas el viaje que nosotros hicimos hace un par de años.
Yo daría un consejo, lo peor son los hoteles, una puta mierda, casi todos por la zona de la Ópera.
Os aconsejo que os alojéis en Eurodisney, hoteles mejores y más modernos. De ahí a París cerquita en bus o metro.
Sólo eso. Quien pueda que vaya a París, preciosa ciudad que por desgracia está llena de franceses.

Batman dijo...

Cómo se nota que eres un yogurín y no te acuerdas de que "las" Miami Sound Machine de toda la vida sólo eran una: la Gloria Estefan que cantaba canciones simpáticas y no tan aburridas como las de ahora (¿realmente publica discos nuevos o ya sólo se queda en casita?)

Un saludo,
Batman

Publicar un comentario